Homenaje a Dylan

Si algun dia te diriges al borde del abismo

Donde el viento azota frío ante el mar tan fronterizo

Saluda de mi parte a alguien, si aún vive dónde vivía antes,

A una mujer, una memoria, una antigua de mis amantes.

 

Y bueno, si vas cuando caen las tormentas de nieve,

Cuando el río se enfría y el verano se muere,

Mira por mí si aún lleva su viejo abrigo de pieles

Y si se refugia en él de los blancos aullidos que llueven.

 

Y sí, mira por mí si su pelo aún baila con el viento

O si aún cae cual cascadas y aún fluye por su pecho.

Y sí, mira por mí si su cabello aún baila con el viento

Pues aquello es lo más tierno que hay de ella en mi recuerdo.

 

Y me rompo la cabeza, porque tal vez ni se acuerde de mí

Y eso que muchas veces recé por evitarlo, tal vez diez, cien o mil

Veces, en lo tétrico de mi noche más febril

O en lo más ecléctico, en mis cielos claros, en mis lentos despejos de abril.

 

Así que si algún día te diriges a aquella feria que hay en el norte,

Donde el viento romo azota fuerte contra la frontera y ante el borde

Salúdala tú, de mi parte, si esque aún vive donde vivía antes

A aquella mujer, aquel pasado, aquel reflejo de una vieja amante.

 

Un comentario en “Homenaje a Dylan

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s