Poema de rima exagerada

En mi habitación huele
a adiós madre;
adiós gato
adiós tanto;
y en mis sábanas
me aferro
a aquel encierro
que aún requiero
en mi recuerdo.

Mientras,
envejecen
mis ojos
cobardes;
mis ojos
de miedo;
Mientras
siento
mi pecho
embrujado
en escobas
y aquelarres
hecho cárcel.

Ahora mismo
ni percibo
ni entiendo:
hogar
sin laurel
en el patio;
ni gato
sin piano
del que huir;
ni colchón
sin terciopelo
al que abrazar;
Ni gritos
sin piso a piso;
Ni una llamada
sin un “a comer”;
Ni asfalto de verano
sin manchas negras en los pies;
Ni un sólo te quiero
sin temor
a un adiós cruel.

En mi habitación huele
a adiós madre;
adiós juguetes
de pequeño;
adiós graves
del contrabajo
en la sonata de invierno;
adiós cobarde
adiós que falta
adiós que arde.
Anuncios

2 comentarios en “Poema de rima exagerada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s