Vosotros, intelectuales.

Intelectuales, ¿dónde estáis?
¿Sois hijos de vuestros señores o de vuestros hermanos?
¿Andáis de espaldas? ¿Acaso andáis?
¡Tended las manos!
Abrid el camino sin despedazarlo.
Pensad pensando sin ser pensados,
Pero haciendo pensar.
Volved humanos, deshumanizados, caminantes, hermanos,
Pero intelectuales, volved temprano.

¿No lo veis?
Antes brotabais de debajo de las piedras.
Ahora os escondéis como perlas en el mar.
¡Llegó la hora de brotar!
Y no cuentan excusas ni vaguezas,
Pues no queremos vuestros gestos
sino vuestras cabezas.
No os tenéis ni que levantar.

No lo veis.
Vivís en laberintos escondidos,
Y os refugiais en vuestras gentes.
¿Pensáis que vuestros hombros son nobles por sujetar vuestras mentes?
No, señores.
Noble nunca lo es un dueño que no hace buen uso de sus poderes.
Los sabios no nacen de honores,
Se hacen con ellos si pueden.

Bien podréis haber nacido dotados
y recoger el conocimiento del mundo,
Pero no os percibo a mi lado ni un solo segundo.
Tan sólo os intuyo…

Vosotros, genios del pasado,
Que hacíais uso de lo estudiado
para hacer un detallado estudio,
¿donde andáis, y cómo?
¿Perdidos o preparados?
¿Bajo las piedras, o bajo el oro?

Anuncios

2 comentarios en “Vosotros, intelectuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s