El diálogo interno del “quiero” y “no quiero” realista.

Llamo la búsqueda del loro de oro a la búsqueda continua en esta sociedad del tío más parlante y cansino que la represente, a la gente que cree que por hablar más es mejor, que busca oro en alguien que la represente olvidándose del propio oro en el interior.

Yo me olvido de una representación. Sonará extraño, pero aquí los únicos que me representan son mis padres, solo por el hecho de compartir genes. Pero tampoco quiero pensar como ellos, al igual que no quiero a nadie que piense como yo. No quiero ver a gente estar de acuerdo conmigo en todo. Quiero ver críticas en críticas. No quiero que lean lo que yo leo, o que sólo escuchen a una persona porque les cae bien. No quiero que nadie sea padre del otro.

Sería muestra de irresponsabilidad hacer pensar al otro igual, al igual que tener un hijo y hacerle pensar como lo haces tú. No somos clones, no quiero clones, quiero gente de verdad. Alguien sincero, agradable y pensador.

Sonará anarquista el hecho de no querer a nadie que me represente, pero no es así. Simplemente no quiero que me represente un loro de oro. Quiero un espejo de esta sociedad en el frente, alguien rico como pobre, alguien callado como hablador, preferiblemente callado. ¿Y pobre? Según. La democracia es el poder de la mayoría, por lo tanto el presidente debería de tener la obligación de vivir como ella, para poder vivi mejor su situación. Si el pueblo es pobre, el presidente debe ser pobre, como dijo José Mujica. Pero tanto rico como pobre, preferiblemente callado.

Algunos dirán, ¿Callado? ¿Entonces qué clase de presidente es ese?

Pues alguien que piensa, cojones, pensar, maldita sea. No hablar directamente sin pensar, sino razonar todo anteriormente. Pero lo siento, se me olvidó que pensar está anticuado.

Y de nuevo.

No quiero un loro de oro, no quiero nada de oro, quiero todo en su color y forma real, lo quiero todo en el color de la crisis. ¿Y cuando salgamos de la crisis? También, pero no del todo. No quiero ver arcoiris en charcos negros y sucios, quiero ver charcos grises en arcoiris multicolor. Quiero el disenso, porque el consenso viene de allí. Quiero el ocio unido a lo serio. Y cuando deje de pensar por un rato, arcoiris, pero solo por un rato.

Pero nada agresivo.

~—×××—~

Para algunos ejemplos, véase José Mujica entrevistado por Jordi Évole en Salvados (La sexta).

Anuncios

11 comentarios en “El diálogo interno del “quiero” y “no quiero” realista.

  1. “Cuando tú compras algo, no te equivoques, el instrumento es la plata con la que tú estás comprando, pero en realidad estás comprando con el tiempo de tu vida que tuviste que gastar para tener esa plata. Quiere decir que cuando tú gastas en el fondo lo que estás gastando es tiempo de vida que se te fue. Cuando yo te planteo la sobriedad como una manera de vivir, lo que te planteo es la sobriedad para tener más tiempo, la mayor cantidad de tiempo posible para vivir la vida de acuerdo a las cosas que a ti te motivan, que no necesariamente son las del trabajo”. Escribí un post sobre esa entrevista maravillosa al día siguiente de verla: http://wp.me/p369qC-wE.
    Estoy bastante de acuerdo con tu reflexión, pero eso de los grises no me acaba de convencer. Llevamos demasiado tiempo padeciendo dirigentes políticos únicamente grises, sin matices, sin una nota de color. Y el color es necesario. Las personas apreciamos el color, y una pincelada de vez en cuando creo que ayudaría a mejorar el ánimo. Evidentemente, esa pincelada no pueden ponerla los cafres que nos “gobiernan” ahora. Saludos.

    Me gusta

    1. Sin duda una entrevista genial, y un dirigente excelente. Esa entrevista me hizo pensar mucho…
      Pienso igual que tu, tal vez me haya expresado de manera errónea y fácil de malinterpretar. Cuando yo me refería al gris en el arcoiris quería decir que en todo momento positivo hay una pizca negativa, que si se sobresalta sin atención, puede llevar a algo peor. No hay que conformarse.
      Pero reír es importante, eso siempre.
      Un saludo!

      Me gusta

  2. Tremenda reflexión y en mi opinión muy acertada. Algo que estoy practicando últimamente es la meditación como un ejercicio en sí, ya que se toma como algo que se realiza en el ritmo de nuestra rutina, de la vida, como instrumento para seguir su inercia, para el día a día, y creo que debería ser algo más profundo. Entre otras muchas razones porque así conseguimos definirnos mejor, no ser uno más porque el frenesí impide que desarrollemos nuestra personalidad. Y qué razón tienes en que, no sé exactamente si por anticuado, no se hace.
    Respecto del tema político, lamentablemente, como tanta gente, me encuentro desencantado y como mis ideas actualmente no tienen forma definida no puedo opinar. Sólo decirte que no me sorprendió encontrar la palabra “anarquista” en el post.

    He podido leer varios post de tu blog y me han gustado mucho, ahora estoy con ganas de visitar Islandia 🙂
    Me tendrás por aquí de vez en cuando, si te parece.

    ¡Saludos!

    Me gusta

    1. Respecto al tema de la meditación, no realizo meditación, pero creo que tu pensamiento es muy acertado, siempre hay que encontrar la mejor manera para desarrollar tu personalidad, ya sea en el interior o en el exterior, como en la política.
      Gracias por este comentario, y encantado de verte aquí de vez en cuando, un saludo!

      Me gusta

  3. Hola,
    Como ves me he pasado por tu blog 🙂 y la verdad es que me gusta.
    En cuanto a esta reflexión, me parece interesante y he de decir que comparto tu opinión, aunque cuando hablas del presidente, me gustaría señalarte que yo suelo llamarlo marioneta/títere, que es lo que me parece, este señor no sabe hablar y mucho menos pensar.
    Aparte de mi blog literario, en el que me dejaste el comentario, tengo otro donde trato temas políticos, económicos, sociales… Y ahí es donde hablo de este señor y muchos otros 🙂
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Marioneta sobre todo porque el control sobre el país no lo lleva su gobierno, sino jefes banqueros y empresarios multinacionales españoles. Buen nombre, me ha gustado. Y ni sabe pensar ni hablar, eso también.
      Encantado de verte por aquí más a menudo.
      Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s