Sobre las dos Españas y la defensa de posturas

Mi padre siempre me hablaba de las dos Españas, las dos muy diferenciables entre ellas.

La primera, la silenciosa, ocupa a gente inteligente, pensativa, y respetuosa. En cambio la segunda, la ruidosa, comprende a gente irrespetuosa y burlona.

No hace falta ir muy lejos para diferenciar los dos tipos. Solamente con ir a bares, restaurantes o incluso encendiendo la televisión se puede observar el diferente cambio entre los dos.

Y una cosa no aprenderán nunca los ruidosos españoles, y es que el sonido no está en las notas sino entre ellas (Como dijo Mozart).

Cuesta, lo sé, pero gritar enloquecido como hembra orangután en medio del parto no es argumento firme para defender una postura. Hace falta un argumento sólido, y si no es así, puede ser señal de no estar verdaderamente convencido de su propia postura. Y a la hora de defenderlo, existen turnos de palabra que ayudan a obtener una conclusión. Y es que el debate no se trata de gritar, sino de intentar, de una manera limpia, convencer al oponente, y si es posible, sacar conclusiones beneficiosas.

Desde que mi padre me dijo esto, yo respeto el silencio, escucho y pienso. Y cuando enciendo la televisión y me encuentro con un debate entre gritos, me dispongo a apagarlo de nuevo.

Para pensar, pienso en silencio.

Anuncios

10 comentarios en “Sobre las dos Españas y la defensa de posturas

  1. Debates en televisión… uffff, qué pereza. Añadiría una tercera España, la de quienes no tienen argumentos que defender, ni a gritos. Como mucho se limitan a repetir los mantras que escuchan en los medios oficiales o en su entorno inmediato. La masa ameba, que diría la (lúcida y crítica) periodista Rosa María Artal.
    Saludos silenciosos. 😉

    Me gusta

    1. Jajaja genial comentario. También se podría añadir, como en todos los países, unos otros dos casos diferenciales. Unos los que saben hablar y los otros los que saben pensar. De esto ya es hablaba en la antigua Grecia.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Tienes razón, es imposible oír cualquier debate en TV. Son un mal ejemplo para toda una Sociedad que se ha contagiado en eso de “primero yo” “yo tengo razón” “yo … yo ,,, yo”, siempre yo y nadie escucha. Un mal conocido y temible.
    Tienes un magnífico blog … te sigo.

    Me gusta

    1. Me agradece que te guste, tú blog también es una maravilla.
      En mi ejemplo, ya que yo vengo de Alemania, me habría gustado introducir una comparación. En Alemania la gente se une a ver debates totalmente limpios en televisión, por algo lo llaman el país de los pensadores. He decidido no introducirlo en este texto porque estoy harto de andar comparando, sobre todo entre países tan distintos.. Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s